Page 21 - Revista Estilo de Vida Edición 28
P. 21

Vinod Agarwal (mi columnista editorial) y yo, que nos inspiramos para el desarrollo de esta edición gastronómica emocional y cultural, y nos preparábamos para degustar su afamado menú, del que no nos resistimos en probar el magret de pato, el camembert à l’Orange Pour Deux, el portobello Au Gruyère, la Jarret D’agneau à Lamoutarde De Dijon, la Soupe á l’Oignon Gratinée y Paté de Campagne. Nos llamo mucho la atención que como por arte de magia aparecieron un saxofón, un acor- deón y un violinista, que lograron hacer una maravillosa simbiosis con cada rústica y bien elaborada receta.Como se puede ver, en la experiencia gastronómica, el gusto es apenas uno de los sentidos que ponemos a prueba. Así tam- bién lo constatan algunos de los temas que tenemos reservados en esta edición, como por ejemplo: la columna de Vinod Agarwal sobre la sazón como arte, entre mestizajes y tradiciones milenarias; dos propuestas culi- narias en La Heroica: el restaurante Alyzia, del hotel Movich de Cartagena, con un nuevo diseño interior -que apela a la calidez y a la elegancia- de los hoteles Movich; y el Society Bar, el ícono mundial del Hilton Cartagena, que dispone de una carta de preparaciones fascinantes. Finalmente, para puntualizar un poco más en el diseño, tenemos a Filippo Massara, quien nos muestra su toque italia- no en su vida personal; y a Alejandro Rada Cassab, quien expone su mejor argumento estético.No puedo apagar este fogón de genia- lidades sin darle las gracias a Dios, mi socio estratégico, a mi amigo incondicional y de fino caminar –que me motiva a diario con las bellas fotografías de sus nietos- y a ustedes, que siempre nos siguen fielmente. Sin más ‘condimentos’, les deseo una feliz aventura por cada una de estas páginas que, con segu- ridad, les ayudarán a agudizar los ‘sentidos’. gastronómicos.A tu salud.caught our attention how a sax player, an ac- cordionist and a violinist magically appeared, to achieve a wonderful symbiosis between each of the rustic and well-done recipes.It’s clear that taste is barely one of the senses that we test when it comes to gastron- omy. This is also proved by some of the themes in this issue, such as Vinod’s column about season as an art, among cultures and millena- ry traditions; two culinary proposals in La He- roica: Alyzia restaurant in Movich Cartagena, flaunting a new interior design that appeals to the warmth and elegance of Movich Ho- tels; and Society Bar, Hilton Cartagena’s global icon, with a fascinating menu. Finally, to end with a little bit of design, we present to you Filippo Massara and his personal Italian twist; and Alejandro Rada Cassab, who exposes his best aesthetic argument.I can’t extinguish this fire of brilliance without thanking God, my strategic partner; my unconditional and firm friend -who mo- tivates me daily with pictures of his grand- kids- and you, the readers, loyal to our pages. Without further “seasonings”, I wish you a happy adventure through this issue that, I as- sure you, will strengthen your gastronomical senses.CheersClaudia M. Gómez B.Directora General / General managerVinod AgarwalColumnista Editorial / Editorial columnist21


































































































   19   20   21   22   23