Page 139 - Revita Estilo de Vida edición 26
P. 139

COMENZÓ LA INDUSTRIAMás adelante, la alta demanda por estos productos -hechos con gran habilidad y encanto- precipitó la apertura del primer Ate- lier, en 1859, en el que se podían manejar altos volúmenes y labrar a mano los bolsos y male- tas diseñadas por este hombre de gran ingenio. Aquí también surgieron otros grandes aportes, que construyeron el sello de distinción de la marca, como es el caso de la cerradura Tum- bler, que aún hoy conserva su sistema de cie- rre único, con dos hebillas de resorte.Más adelante, su hijo Georges se in- venta la lona monogram, la cual es patentada en 1905. El diseño se inspiró en los distintos emblemas japoneses, que crean varias for-mas de pétalos alrededor de distintas figuras, como círculos, entre las que se incorporan las iniciales entrelazadas de Louis Vuitton, ya fa- llecido para entonces.Luego, en 1936, cuando la empresa estaba en manos de su nieto Gastón, se en- foca en descubrir nuevas materias primas que permitan la impermeabilización de los productos y la creación de nuevos accesorios, igual de elegantes y perdurables.Sin embargo, en la década de los años ochenta, el magnate Bernard Arnault compra la marca y crea el grupo de lujo Louis Vuitton Moët Henessy; además, contrata nuevos di- señadores, como Marc Jacobs, para actualizar los diseños y atraer nuevas generaciones.139


































































































   137   138   139   140   141